Los sistemas de vídeo vigilancia en las Comunidades de Propietarios

0
45

Aquellas comunidades de propietarios que acuerden, conforme a la Ley de Propiedad Horizontal con el voto favorable de tres quintos del total de propietarios que representen tres quintos de las cuotas de participación, la instalación de servicios de videovigilancia, deberán tener en cuenta numerosos requisitos para cumplir con la vigente normativa en materia de protección de datos.

Superado el anterior trámite, resultará necesario compatibilizar la seguridad y vigilancia de la comunidad con los derechos fundamentales, particularmente el derecho a la protección de datos, el derecho al honor y a la intimidad personal y familiar, y el derecho a la propia imagen.

La Agencia Española de Protección de Datos nos recuerda que la grabación de la imagen de una persona es un dato de carácter personal, y que, por tanto, en el tratamiento de las mismas (entendiendo por tal la grabación, captación, trasmisión, conservación y almacenamiento de imágenes, incluida su reproducción o emisión en tiempo real) hay que cumplir con los siguientes requisitos:

  • La instalación de cámaras de videovigilancia ha de ser una medida proporcional, necesaria y no sustituible, en relación con la infracción que se pretenda evitar
  • Se debe instalar por empresas autorizadas, que si van conectadas a una central de alarma deberá ser una empresa de seguridad privada autorizada por el Ministerio del Interior, al que se comunicará con carácter previo el contrato de prestación de servicios suscrito
  • Las videocámaras no podrán captar imágenes de las personas que se encuentren fuera del perímetro de la comunidad de propietarios
  • Se deberán colocar en las zonas videovigiladas distintivos visibles informando al respecto, así como poner a disposición de los servicios los impresos previstos en la ley
  • Además de estar de alta en la AEPD el correspondiente documento de seguridad deberá tener en cuenta las peculiaridades de la circunstancia de tener instalados estos sistemas de videovigilancia
  • El sistema deberá prever la cancelación de las imágenes en el plazo de un mes desde su grabación, y sólo podrán ser visionadas por la persona responsable del fichero

Algunos consejos prácticos para la efectividad de la medida, dentro del respeto a la ley, pueden ser entre otros:

  • Las cámaras deben instalarse únicamente en espacios públicos (garajes, rellanos, ascensor, …)
  • Las imágenes captadas han de ser útiles para la vigilancia, respetando los principios de proporcionalidad y de secreto
  • Se debe informar a los usuarios mediante carteles que están siendo grabados, y que existen formularios para ejercitar los derechos legalmente reconocidos
  • El fichero de videovigilancia deberá inscribirse en la AEPD
  • Las imágenes se conservarán entre siete y treinta días
  • Las grabaciones deben realizarse en modo local y no por vía internet, debiendo tener el grabador de las imágenes en un lugar protegido

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here