Aquel que tiene un porqué para vivir se puede enfrentar a todos los cómos. F. NIETZSCHE

824